Sesiones de formación de profesorado

A lo largo del mes de noviembre de 2020 hemos desarrollado cuatro sesiones de formación dirigidas al nuevo personal docente de las EFAs de España:

  • 05/11/2020: La EFA: misión, visión y valores (Pedro B.)
  • 12/11/2020: Formación Personalizada en la EFA (Marta G.)
  • 19/11/2020: El Proyecto MEDEA (Mª Teresa S.)
  • 26/11/2020: Las EFAs, su apertura al entorno y el desarrollo rural (Luis G.)

Desde el Grupo de Formación de UNEFA presentamos estas notas con el propósito de que ayuden a recordar lo tratado y precisar más nuestro trabajo, definir la idiosincrasia de las EFAs frente a la diversidad de propuestas e iniciativas educativas que centran su actividad en el medio rural, orientar nuestras acciones desde el principio, romper viejos esquemas de planificación, hacer un proceso de reflexión y relanzamiento de ideas, establecer prioridades, criterios y actitudes comunes, estimular las buenas prácticas en nuestros centros, facilitar la participación de todo el equipo educativo, mostrar un método de trabajo a las personas que se incorporan y una perspectiva clara sobre la trascendencia del proyecto EFA al servicio de la formación y el desarrollo rural.

profes valdemilanos 2

La EFA: misión, visión y valores

En la primera sesión, Pedro expuso cuáles son los rasgos que definen la identidad de la EFAs como institución educativa: misión, visión y valores de acuerdo al proyecto originario de las EFAs concebido por Joaquín Herreros y Felipe González de Canales por expreso encargo de San Josemaría. Es decir, el impulso de la formación en el ámbito rural. La realidad actual de las EFAs es el resultado de cinco factores: Primero: La preocupación por la formación de las personas que abarca aspectos tanto técnicos y profesionales como éticos inherentes a nuestro ideario cristiano. Segundo: Una trayectoria educativa avalada por más de cincuenta años de existencia, la experiencia acumulada y los testimonios de muchos antiguos alumnos y alumnas. Tercero: la incidencia en el medio rural, estamos donde no llegan otros, tanto en un sentido geográfico como cultural. Cuarto: la diversidad de cada EFA que contribuye a una pluralidad. Quinto: la metodología de la alternancia, característica fundamental de la pedagogía de las EFAs. EFA significa «Escuela Familiar Agraria». No podemos obviar ciertos factores como son el cambio de paradigma en las relaciones entre lo urbano y lo rural.

La formación personalizada en las EFAs

En la segunda sesión Marta señalo las características propias de la formación de las EFAs: En primer lugar la necesidad de ser personas reflexivas para no dejarnos arrastrar por el curso de los acontecimientos. En segundo lugar, una enumeración de los aspectos básicos implicados en el concepto «formación»: profesional, académico y técnico, civico-social, ético-moral-cristiano, y afectivo-emocional. En tercer lugar, percatarnos de que cualquier situación de la EFA en cualquier momento del día debe contribuir a la formación: las clases, el transporte, el comedor, el recreo, las salidas o la tutoría.

En todo este proceso destaca de manera singular la figura del tutor cuya misión consiste en el acompañamiento y mejora de los alumnos para que adquieran la capacidad de conocerse mejor a sí mismos y así, desarrollar todo su potencial. Hay tres dimensiones a tener en cuenta: los resultados académicos, la orientación profesional y la formación humana. La formación humana posee un componente importante de aquello que la tradición clásica denomina «virtudes» (fortaleza, sinceridad, amistad, generosidad…) y que son básicas para desarrollar una personalidad plena. Todo esto supone un doble compromiso: personal y profesional. Hemos de estar preparados para ejercer la tutoría de la mejor manera posible, adquirir las competencias necesarias por medio de un plan de formación personal que puede englobar diversas lecturas y actividades en coordinación con la dirección del centro.

Dentro de este marco, el papel que desempeñan los padres es fundamental. Y las EFAs contribuyen a apoyar la labor de los padres en la educación de los hijos en un clima de diálogo para madurar las posturas de apertura al cambio, de educación permanente y de enriquecimiento mutuo en el planteamiento de los problemas de la pareja y de la educación en la familia.

El proyecto MEDEA

En la tercera sesión, María Teresa nos explicó en qué consiste el proyecto MEDEA. Se trata del acrónimo «MEtodología Dual Empresa Aula». Su rasgo más característico es trabajar mediante los centros de interés. El proyecto MEDEA responde a una sistematización de la pedagogía de las EFAs sobre la alternancia educativa llevada a cabo por la Federación de Madrid Castilla la Mancha y que hoy está considerado por muchas administraciones educativas como un proyecto altamente innovador.

Los objetivos del proyecto MEDEA son:

  • Motivar al alumno en el proceso de enseñanza aprendizaje, con una educación EN LA VIDA Y PARA LA VIDA.
  • Favorecer su orientación e inserción laboral.
  • Mejorar el sector empresarial con un alumnado más cualificado.
  • Contamos con la empresa como espacio formativo, a través de la alternancia ESCUELA-EMPRESA.

Metodología de trabajo:

  • Se utiliza una metodología activa y el trabajo en pequeño grupo.
  • El profesorado tiene que estar coordinado y trabajar en equipo.
  • Necesitamos varios ámbitos de formación: AULA Y EMPRESA.
  • El alumno debe ser el protagonista de su formación, incluyendo una educación personalizada con tutorías personales para ayudar al alumno a conseguir su proyecto de desarrollo profesional y personal..

Centros de Interés:

  • Asocian algunos contenidos de los diferentes módulos profesionales.
  • Obliga a una programación horizontal de los módulos del ciclo formativo.
  • Dan coherenciaa todas las actividades que el alumnado realiza en ese trimestre.
  • Incluye actividades con los co-formadores: visitas de estudios, tertulias profesionales, cursos técnicos….
  • El alumno debe realizar un Periodo de Formación en la Empresa.
  • Cada alumno realiza el Documento de Síntesis y Aprendizaje que recoge todo lo aprendido y todas las actividades realizadas en ese Centro de Interés.

Las EFAs, su apertura al entorno y el desarrollo rural

En la cuarta sesión Luis no habló sobre «Las EFAs, su apertura al entorno y el desarrollo rural».

En primer lugar, Luis realizó un reconocimiento a Joaquín Herreros Robles, a quien consideramos como uno de los puntales de las EFAS en España y quien, junto con Felipe González de Canales y otras personas secundaron lo que San Josemaría esperaba y deseaba para este proyecto: que fuera un sólido apoyo a la familia rural y una contribución a su formación, su preparación profesional, su bienestar y su vida cristiana. El desarrollo de las EFAs en España se produce especialmente a partir de la década de 1970. En aquellos momentos, la emigración masiva de los pueblos a las ciudades característica de la década anterior había provocado como consecuencia unas marcadas diferencias económicas y culturales entre el campo y la ciudad.

Desde sus inicios las EFAs tienen una clara orientación de servicio al entorno y al desarrollo del medio rural en el que se asientan. Esta orientación mantiene toda su vigencia a día de hoy y se puede sintetizar en cinco aspectos:

Primero: Ser realmente Centro de Promoción Rural – EFA. Esto conlleva: la formación por alternancia, la participación activa de las familias (en asociación), cultivar las relaciones fuertes con el territorio, la formación integral de la persona, y gobernanza de la EFA (poder compartido, y equilibrio de responsabilidades entre familias, empresas -Responsables de Alternancia-, equipo pedagógico).

Segundo. Comunicar: “decir lo que somos y lo que hacemos, con total transparencia – «DECIR LO QUE HACEMOS, por supuesto, pero sobre todo HACER LO QUE DECIMOS». En consecuencia: Comunicar sobre nuestros resultados de la inserción profesional de los antiguos alumnos, (tengamos en cuenta que la matrícula se realiza en un 80 %, de «boca a oreja», participar (a veces ser organizadores) de eventos en el territorio de la EFA y dar publicidad a estas acciones, dar una imagen de «ser abiertos» (no quedarse encerrados en el mundo de la formación y de la educación), estar en contacto con las innovaciones (con los innovadores) que surgen del territorio.

Tercero. Ser «Prospectivos» en relación estrecha con las realidades del territorio. Ser «proactivos», detectar las innovaciones, interrogar a los profesionales (varios son nuestros Responsables de Alternancia) sobre su futuro, sus problemáticas, las competencias deseadas para sus futuros empleados.

Cuarto. Ser «pedagogos innovadores»: reinicializar los planes de formación de todos los cursos: tomar las situaciones profesionales significativas, como bases para la construcción de los planes de formación, priorizar las competencias y no los contenidos (se hacen obsoletos al ser publicados en los referenciales de formación), ordenar el plan de formación de manera horizontal (en adecuación con las realidades concretas) y no de manera vertical (orden teórico de las disciplinas enseñadas).

Quinto. Ser «un equipo verdaderamente profesional». Ya que: los retos para el futuro exigen un trabajo colectivo, no solamente «docentes», pero también «animadores del desarrollo territorial», ¡se necesita dedicar tiempo para «salir de la escuela»!, necesidad de captar las iniciativas (identificar las necesidades) que surgen en el territorio, aportar una atención particular a cada joven o adulto en formación, a cada familia, una exigencia previa: que cada uno de los miembros del equipo EFA se reconozca en el proyecto y la filosofía de la EFA.